1,2 millones de euros para dar trabajo a mayores de 55 años

En los 50 municipios de La Ribera (Diputació de Valencia).

La Diputació de València invertirá 1.167.474 euros en dos años en los 50 municipios de La Ribera, tanto La Ribera Alta como la Ribera Baixa, para fomentar el empleo entre personas mayores de 55 años. Esta inversión se realizará a través del Plan de Empleo de la corporación para 2017-18, un programa bianual con una dotación global de 7,3 millones de euros que facilitará la creación de alrededor de 1.000 puestos de trabajo y que tiene como objetivo “ayudar a los demandantes de empleo mayores de 55 años a recuperar sus expectativas de jubilación”.

El criterio a la hora de distribuir los 7,3 millones de euros entre los ayuntamientos es el número de desempleados que tiene cada municipio. La aportación de la Diputació se hará efectiva en dos convocatorias, una de 3.650.000 euros a finales de este año y otra de la misma cuantía en el primer trimestre de 2018.

Por municipios. La Ribera Alta recibirá 838.351 euros y La Ribera Baja 329.123. Por municipios, Alzira, con una tasa de desempleo cercana al 18% y alrededor de 1.841 personas mayores de 44 años en situación de desempleo, recibirá 71.090 euros en una primera convocatoria a finales de este año, y otro tanto en el primer trimestre de 2018. A Alzira le siguen Sueca, que percibirá en este primer cobro más de 43.500 euros; y Algemesí, que rondará los 37.900 euros. Por debajo de esta cifra y hasta la franja de 20.000 euros se encuentran Cullera, Carcaixent, Alginet y Carlet; y entre los 20.000 y los 15.000 aparecen Benifaió y Alberic. Todas estas cantidades se duplicarán el próximo año.

Autonomía de los ayuntamientos. La estimación del área que dirige Conxa Garcia es que con este plan la Diputació facilitará la creación de un millar de puestos de trabajo para mayores de 55 años en los municipios valencianos, en función de la duración y la categoría profesional de los puestos de trabajo que habiliten los ayuntamientos. La autonomía municipal vuelve a ser el eje de la gestión de la Diputació, que sitúa como beneficiarios de este plan a los ayuntamientos de la provincia, que podrán recurrir a bolsas propias o al Servef para cubrir estos puestos de trabajo, cuya duración y categoría definirán ellos mismos, dentro de los mínimos fijados por la corporación en las bases del plan, como son contratos de un mínimo de 3 meses, 30 horas semanales y salario mínimo interprofesional.