La nueva red de Puntos de Encuentro Familiar cuadruplicará su plantilla: 205 profesionales

COMUNIDAD VALENCIANA. Entre los nuevos perfiles: técnicos y técnicas en integración social, promoción de la igualdad de género, trabajadores y trabajadoras sociales y educadores y educadoras sociales.

La vicepresidenta y consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha explicado que el nuevo modelo de Puntos de Encuentro Familiar contempla una ampliación de la actual red, con once nuevas instalaciones que ampliarán hasta 28 el número de poblaciones donde se contará con este servicio que presta atención especializada en situaciones de conflictividad familiar.

Incremento de plantilla. Asimismo, se llevará un incremento de la plantilla, que casi se cuadruplicará. La nueva red de Puntos de Encuentro contará con un presupuesto de 6 millones de euros, seis veces mayor que el actual modelo, lo que permitirá pasar de una plantilla compuesta por 61 profesionales, a una de 205, entre los que habrán nuevos perfiles como los técnicos y técnicas en integración social, promoción de la igualdad de género, trabajadores y trabajadoras sociales y educadores y educadoras sociales.

Otra de las novedades de la red es que los puntos de encuentro se dividirán en tres tipologías en función del volumen de expedientes que tienen activos, y según esta clasificación tendrán una mayor o menor dotación de personal y un horario más o menos amplio, pero en cualquier caso éste superará las 20 horas semanales que existen en la actualidad.

El nuevo horario, que será hasta de 50 horas en los puntos de encuentro con más volumen, busca adaptarse «a las necesidades reales de los servicios, permitiendo a las personas usuarias gozar de unos nuevos usos del tiempo que permitan una corresponsabilidad y un equilibrio entre las esferas profesionales y personales», en la línea de lo que establece el Plan Valenciano de Inclusión y Cohesión Social, ha explicado.

Oltra ha indicado que la ampliación del número de puntos de encuentro permitirá distribuir de forma más equilibrada la carga de trabajo, a la vez que ofrecer «un servicio de proximidad» a la ciudadanía, al reducir en un 40 por ciento de media la distancia que tienen que recorrer las persona usuarias, y que se reduce de 10,3 a 6,2 kilómetros de media.